El día 27 de mayo fue dado a conocer el proyecto de calidad institucional «paulistas con ilusiones» a la comunidad educativa en un evento desarrollado en el auditorio de comfandi, uno de los mensajes significativos que dejo dicho lanzamiento fue la importancia del trabajo en equipo tomando como ejemplo el vuelo de los gansos.

Nuestra institución educativa se propone el desarrollo de acciones enmarcadas de manera integral bajo un concepto de calidad, el cual tiene implicaciones de cambio cultural profundo, que requiere, en quienes nos comprometemos con un proceso de esta naturaleza, una actitud diferente, renovada, coherente, y constante de valores y comportamientos, que aporten y no obstaculicen procesos tan importantes y definitivos para cualquier organización, los cuales deben ser coherentes con el contexto y su realidad. La calidad ante todo requiere dedicación, compromiso y sentido de pertenencia con lo que día a día se realiza.

En este orden de ideas, para una institución educativa, un proyecto de calidad significa un punto de partida renovado, el cual apunta a fortalecer el rendimiento académico de sus estudiantes, un ambiente escolar sano, el desarrollo curricular articulado transversalmente con las áreas y proyectos, la proyección a la comunidad, la definición de roles y perfiles, el compromiso diario, la gestión administrativa y directiva, entre otros.

No obstante, situaciones externas a la institución, condicionan la calidad de sus procesos, como variable independiente de peso significativo que afectan su desarrollo interno, de manera positiva o negativa, lo cual debe generar un panorama no de indiferencia y escepticismo, sino por el contrario, nos debe situar en un lugar de posibilidades y responsabilidades donde cada uno de los actores de esta comunidad educativa tiene una parte importante de ella.
Es por ello que el proyecto de calidad institucional “Paulistas con ilusiones” ha sido concebido con la filosofía del trabajo en equipo el cual compromete e implica a todos, en un esfuerzo común donde se asume con ilusión y ganas de mejorar sus procesos, donde todos, como parte de esta familia, lleguemos a construir una misma identidad, no para igualar lo que todos pensamos, sino por el contrario, converger en nuestras diferencias para un bien común.

Más que un documento final y meramente escrito, lo que este proyecto busca es orientar el camino hacia la calidad que apenas inicia. Para ello, el desarrollo del mismo, se enmarca en el modelo integral de gestión, articulando elementos como la gerencia de procesos, que es hoy en día uno de los conceptos administrativos más relevantes dentro de cualquier organización, pues en la medida que éstos sean gerenciados acertadamente, los resultados serán directamente proporcionales a la misma. Esto implica aplicar el ciclo PHVA (Planear, Hacer, Verificar y Actuar) , donde el Planear es la forma como la institución define sus metas y los mecanismos para alcanzarlas, el Hacer es la manera como genera acciones para educar a sus actores y poder ejecutar las tareas planeadas, el Verificar son los mecanismos que se establecen para conocer los resultados de las tareas y evaluar el logro de los objetivos y por último, el Actuar «correctivamente», es el desarrollo de acciones frente a los resultados de la verificación en contraste con la planeación.

Otro elemento es el direccionamiento estratégico que requiere un pensamiento estratégico el cual constituye la base fundamental sobre la cual se orientan las acciones, recursos y capacidades que debe desarrollar la institución para construir el futuro. Es la coordinación de mentes creativas dentro de una perspectiva común que le permitirá avanzar de una manera satisfactoria, es una forma racional de comprender los fenómenos que se dan en una situación actual y cambiante, identificando y aprovechando sistemáticamente las oportunidades que se presentan en el entorno.
Y finalmente el liderazgo y la transformación cultural el cual se basa en una cultura organizacional sana, en directivos y docentes líderes que serán ejemplo de calidad a seguir para orientar la participación y desarrollo de la comunidad.

Estamos avanzando por la ruta de la excelencia hacia la calidad, conscientes del esfuerzo sostenido que ello requiere y que el mejoramiento es imposible sin la facultad de admitir los errores y perder el miedo a asumir nuevos retos.

Esta es nuestra invitación, a tomarnos todos de la mano y mirar hacia un mismo horizonte con la firme convicción de que como dijo el escritor y critico británico John Ruskin “La calidad nunca es un accidente; siempre es el resultado de un esfuerzo de la inteligencia.”

Comité de calidad paulista

Por admin

Deja una respuesta