Se cierran los cuadernos, se borra el tablero por ultima vez este año. Se cumple un ciclo y nos deja un dulce sabor de boca, debe ser el algodón de azúcar y las crispetas de colores que compartimos para celebrar.

El silencio inunda los pasillos, los salones, el patio y cada espacio institucional. Las risas y los gritos aun impregnan las paredes.

Nos vemos el próximo año, no dejen de estudiar.

Por jorge